viernes, abril 28, 2006

Barks, el hombre que contaba historias de patos

Hay gente por ahí, que aún piensa que en la Disney Walt lo hacía todo: dibujaba cada una de las escenas, pintaba los fondos, dirigía, llevaba la parte financiera, y, si le quedaba tiempo, pasaba una barrida y una fregada al estudio.
Como diría el inefable Homer Simpson, "no sé si han notado que intentaba ser sarcástico" En realidad la Disney, era un estudio lleno de grandes artistas, dominados por un jefe que estampaba su firma en todo y que controlaba que nadie se saliera de la "pauta" que marcaba el estilo. Esta forma seudo dictatorial de trabajo amargaba a muchos (que se lo pregunten a Tim Burton) y era muy díficil salir de esa condición de negro, a no ser que te fueras a otro estudio; el héroe de este artículo, en cierta medida, lo consiguió.
Carl Barks, creó el universo llamado Patoburgo que muchos devoradores de Don Mickeys y Yo Donalds recordamos como parte importante de nuestra infancia, un universo que, realmente, poco tenía que ver con el del pato Donald de los cortos animados.
Barks empezó como animador en la Disney, su primer acercamiento al mundo del palmípedo con traje de marinero fue en el corto Modern Inventions donde creó gags y se encargó de los storyboards. Tan bueno fue su trabajo que a partir de entonces él y Jack Hannah se encargaron exclusivamente de los cortos de la estrella emplumada, y, algo después a un proyecto de largometraje llamado Treasure Hunt que al abandonarse, sería aprovechado como el primer comic-book del Pato Donald.
A partir de ahí, Barks, sólo va a trabajar como guionista y dibujante de las historias en cómic del pato, y va a empezar a meter cambios y a plasmar su personalidad en los personajes; en primer lugar Donald va a ser igual de egoista y vano que en sus dibujos animados, pero la ira ya no es su razón de ser, ahora esto va estar compensado por la frustración y la inocencia ante la aventura, por otra parte, sus sobrinos pasan de ser unos mocosos insoportables a los "pequeños cerebros" consejeros sin éxito de su famoso tío. Es en un cómic de Barks donde aparece el insufriblemente afortunado rival de Donald, Narciso Bello, y también Ungenio Tarconi, el sabio despistado, al igual que los Golfos Apandadores y la malvada hechicera Mágica.
Pero la contribución más tremenda de Barks al universo de Donald es el entregarle como pariente al avaro, capitalista y muchimillonario Tío Gilito Mc Pato, mezcla de millonario dickensiano, (en el original se llama "Uncle Scrooge") potentado americano hecho a sí mismo en las montañas del Klondike y Rey Midas emplumado. Personaje con tal carisma y personalidad (con su surrealista afición de practicar la natación entre las monedas de su déposito de dinero) iba a desbancar a su sobrino y convertirse por sí mismo en el amo y señor absoluto de la serie.
El dibujo de Barks haría el resto en el encanto de los personajes, con fondos sencillamente realistas, muy bien documentados (para mí, comparables a los de Hergé) en donde, los patos, se van a mover con una naturalidad pasmosa, humorística y hermosa.
Dicen que cuando Barks fallaba y no podía dibujar él la serie de Donald, llegaban cartas a la redacción pidiendo la vuelta del "buen dibujante" mote que siempre demostró que le venía como un anillo a un dedo.

16 comentarios:

choko dijo...

Buf! Este post me ha hecho sudar tinta, sobretodo porque, documentándome, he encontrado cosas muy interesantes de Carl Barks, tanto dentro como fuera de su faceta como dibujante de patos, cosas que espero ir poniendo sobre la marcha en el blog...
Bueno, aquí está el artículo para que opinen, pequeño palo, eso sí para Walt Disney personaje que crea en mí una ambivalencia terrible, por una parte admiro muchas cosas que salieron de su estudio pero por otro hay cosas por las que le hubiera metido más de una colleja... En fin!

Anónimo dijo...

El post te habra hecho sudar tinta, pero te ha quedado genial. Has conseguido hacerme revivir en tan corto espacio los buenos momentos que pasé con Donald, tio Gilito, los golfos apandadores y todos los personajes que aparecian en mis comics de Don Miki y Yo Donald, y que siempre ganaban los que nosotros queriamos (no como en la vida real). Muchas gracias por haberme hecho recordar eso.

Chespiro dijo...

Excelente post, amigo.
La verdad, la aportación de Barks es vital para el universo Disney. Y es que a mí me ha tirado siempre más la parte "de los patos" que ninguna de las otras que llevan el sello de la casa.
Gran parte de la culpa de mi afición la tenía el Tío Gilito y los sobrinos de Donald.
Ciertamente, recuerdo un montón de aventuras en las que, como apunta Choko, Donald es desplazado de la serie a favor de su tío.
Incluso en la televisiva "Patoaventuras" se sigue esa línea.

choko dijo...

Querido amig@ usuario anónimo, gracias por tu comentario, la verdad es que las aventuras del pato Donald son también parte de mi nostalgia, que me curo echando mano a esos viejos tebeos que tú comentas. Pásate por aquí cuando quieras, esta es tu casa, y lo sabes.
Hola Chespiro, creo que Patoaventuras precisamente sigue, más o menos, los guiones de Barks, en un episodio de continuará aparecía Donald (la única vez que salía en la serie) enrolado en la marina, por fin se explicaba su uniforme de marinero, que no era el habitual...
Otra cosa, alguno de los cortos en los que trabajó Carl Barks se pueden ver en el DVD "Tesoros Disney. Todo sobre Donald" Mi preferido de los que supervisó él es "El pingüino de Donald"

Chespiro dijo...

Cierto, Fercho. Recuerdo ese capítulo de Patoaventuras lo recuerdo. Recuerdo que para la chiquillería de la época la voz del dichoso patito nos resultaba una especie de "obstáculo" a la hora de seguir el argumento. Comprendo que no lo utilizaran más a menudo en una serie de media hora.

choko dijo...

Chespiro, me has dejado con una pequeña crisis de identidad, pero bueno ¿Fercho-choko? ¿Monet-Manet? ¿Ribera-Rovira? ¡Qué más da! :O)
Creo que Clarence Nash, el actor que inventó la forma de hablar del pato Donald, tenía una lista con frases y palabras que podían entenderse mejor y que, por eso, se repetían en casi todos los cortos, desconozco si eso lo han hecho a la hora de doblar al pato aquí o si esa es la razón de que no saliera en Patoaventuras...

Chespiro dijo...

Perdone usted, amigo Fercho...digo..Burgomaestre...digo...Chespiro...
Bueno, Choko, perdona la confusión.De todas formas, una crisis de identidad ocasionalmente no viene mal.
Muy interesante ese dato que aportas. No tenía ni idea.
La verdad, la caracterización de la voz de Donald no es muy comercial...y míralo: un icono del siglo XX. Lo que hace el dólar.

choko dijo...

Je, je, no pasa nada, no hay ni por qué disculparse.
Por lo demás, hombre Chespiro, yo creo que precisamente es esa voz tan rara la que hizo popular al personaje y ayudó a que la gente se fijara en él... Además, su propia creación fue a partir de la voz y no al revés...
Pero bueno, son cosas de gustos, como todo.
Y sí, el dólar hace eso y cosas peores.

Tico dijo...

Choko! Estupendo articulo sobre el universo pralelo q Barks creo sobre el pato Donald (mi personaje favorito de la Disney, sin duda). Me encantaba leer las surealistas historias de Patoburgo, con ese Donald un poco menos malhumorado, sus sobrinos (le animo a hablar de ellos y los Jovenes Castores en posteriores articulos) y toda la sarta de geniales secundarios. Queria comentar, ademas, q curiosamente, en Patoburgo, los patos son carniovoros. Tengo varios comics en los q Donald aparece devorando un muslo de pavo como si tal cosa.
Aparte de todo esto, me gustaria saber mas acerca del personaje de Patomas, el superheroe enmascarado,q encarnaba Donald, del q apenas tengo material (todo lo contrario de Super-Goofy, del lei muchas historietas).
Asi pues, enhorabuena por este articulo, el cual espero tenga mas de una continuacion (Barks lo merece) y recuerda, q siempre nos quedara ese restaurante de Paris, con el Pato Donald escupiendo cartas de fondo.

choko dijo...

Puuuuuuuuuuf! Un montón de cuestiones me planteas, joven tico... Vamos a ver:
1- Es verdad, se me olvidó hablar de los Jovenes Castores, y eso que yo tenía su Enciclopedía y todo (adquirida vía mercadillo, je,je)Por lo pronto te digo que también es un invento de Barks.
2- Los patos de Disney no sólo son carnívoros en los cómics, también en los dibujos, en un corto "Tramperos polares" Donald monta una buena para cazar a unos pingüinos a los que ve como pollos asados (a mí estas cosas siempre me parecieron desagradables aunque sea un pato antropomorfico a mí lo único que me viene a la mente es ¡canibalismo!)
3- No conozco mucho de Patomas, me pasa más o menos como a tí, creo que es un invento de los dibujantes Disney italianos que son muy, muy buenos
4- Encontré muchas cosas curiosas en internet de este dibujante, como ya dije, así que no va a ser la única vez que hable de él... Y lo de tirar la cocacola delante de un corto de Donald es un gag digno del pato (y de choko)
¡Un abrazo!

Chespiro dijo...

A ver si alguien recuerda a un personajillo secundario que aparecía en Patoburgo, Patolandia o Patópolis (que las tres traducciones he léido). Creo que era pariente de Donald (no Narciso), llevaba un gorro rojo y se llamaba Patoso.
Creo que el personaje no fue muy popular en España, pero por la cantidad de cómic que protagonizaba, diríase que en USA fue más conocido. Ninguno de mis conocidos lo recuerda...
¿Estoy enfermo o me pueden echar una mano?

choko dijo...

Yo sí conocía a Patoso, el primo medio hippy de Donald, más torpe y más vago aún que él (ya es decir)
Creo que también es una invención de los italianos pues no sale en ninguna de las páginas webs de Donald americanas...

choko dijo...

Vale, esto es lo que he descubierto...
Tico: Efectivamente, Patomas es una creación italiana, en el original es Paperinik, se llama así por un personaje de cómic italiano muy conocido en su país Diabolik... (Paperino, "Donald" en italia + Diabolik= Paperinik)
Aunque Diabolik era un bandido más que un héroe, yo creo que Patomas viene a ser una mezcla entre este personaje y Batman (en parodia, claro)
Chespiro: Últimas noticias sobre Patoso, este primo de Donald trabaja con él en el periódico que tiene el tío Gilito ("Citizen Gilito?")llamado "Patonoche" (aunque yo lo he visto también como "Patodía" o "Gaceta de Patoburgo") en el original se llama Fethrick Duck y no es un invento italiano, aunque ha tenido mucha fama en Dinamarca e Italia...
¡Les seguiremos informando!

Chespiro dijo...

Ok, gracias por aportar pruebas de que no estoy tan loco como algunos piensan.

choko dijo...

Hombre Chespiro, yo espero que estés más aún... :O)

Los Burgomaestres dijo...

¡Hemos sacado nuestros Olés del tío Gilito! ¡¡¡Gran post, amigo Choko!!!