lunes, abril 17, 2006

Choko Cartoons II: La niña terrible


Uno no sabe de qué recóndito lugar de su subsconciente salió este dibujo... Pero desde luego yo me reí un rato cuando lo ví terminado, y es que todos tenemos un rinconcito oscuro que disfruta con el humor negro.
Para mí, el dibujo está perfecto, salvo, quizás, esa piernita levantada que no me termina de acabar... Pero bueno, ustedes juzgarán como siempre (o no)

8 comentarios:

Yoyo dijo...

Pues Choko, que quieres que te diga, a mi el detalle de la pierna levantada es uno de los que más gracia me hacen, porque le da el toque de inocencia que hace de contrapunto al hecho de que esté usando un hacha para cortarle la cabeza al osito. Será que interpretamos el dibujo de distinta manera...

choko dijo...

No, yoyo, si lo del detalle de la pierna levantada a mí me gusta por eso que tú dices, pero no sé si la veo muy corta, o que me pasé con la trama, que por aquella época estaba aprendiendo a sombrear y a veces me pasaba y otras me quedaba corto...
¡Muchas gracias por tu comentario!

Los Burgomaestres dijo...

¡Angelita...!

choko dijo...

Pues sí, vaya usted a saber lo que le hizo el oso a la inocente criatura!!! ;O)

Chespiro dijo...

Choko, tanto en este trabajo tuyo como en el simpático diablillo anterior veo una tendencia inquietante a unir lo candoroso con lo demoníaco...

choko dijo...

Pues sí que es verdad ¡Qué fuerte! Nunca había pensado en eso... Es extraño porque es algo que creo que aparece también cuando actuo ¿Estaremos ante una clave de mi personalidad?
Yo hoy ya no duermo...

Chespiro dijo...

No voy a sorprender a nadie si ahondo en la imagen del payaso siniestro,¿no?
jejeje

choko dijo...

Sí, sí, y aparte de eso está el bufón (mucho más ácido y malévolo) que en el payaso teatral, se mezcla mucho con la figura del payaso cándido que todos conocemos.
(osea que igual mi carácter es una mezcla, jiji)