sábado, mayo 13, 2006

Hey Andy, did you hear about this one?

No sé si a Andy Kaufman le hubiera gustado que le llamaran clown, como yo le considero, pero seguro que no le gustaba que le llamaran cómico, ante esto siempre respondía lo mismo: "Yo no soy un cómico. Yo no cuento chistes" él prefería las palabras "entertainer" o "artista musical", algo que, seguro, está más cerca del viejo juglar, que del cómico de night clubs que se llevaba en los setenta.
Y es que en todas las artes tiene que aparecer un extraterrestre, alguien que rompe las normas y, de una forma natural, casi sin querer, lleva los generos a sitios nuevos, hacia nuevas perspecticvas, y, en el terreno, no tan yermo como algunos piensan, de la comedia americana de finales de los setenta y principios de los ochenta, ese alguien se llamaba Andy...
Tell me, are you locked in the punch?
El estilo de "comedia" de Andy Kauffman era algo cercano a la performance, quería, sobretodo, jugar con la realidad, hacer pensar a su público algo, para en un momento determinado cambiar sus esquemas y hacerles así no sólo reír, sino pensar, llorar, enfadarse, sentir. Sus personajes, un inmigrante venido de la isla imaginaria de Caspia que se presentaba ante el público como cómico pero no era capaz de contar un chiste decente, y que acababa imitando a Elvis Presley en un prodigio de veracidad (el mismo Rey del rock afirmó que Kauffman era uno de sus mejores imitadores, si bien más en los gestos que en la voz) y Toni Clifton, personaje que Kaufmann aseguraba que era real, cantante crooner borracho e incapaz de afinar una sola nota eran sus armas para estos fines. Pero sobre estos personajes brillaba el personaje aún más asombroso de Andy Kaufman, al que más tiempo le dedicó, tan inventado, enigmático y extraño como los otros...
Entre sus rutinas más famosas: canciones infantiles para públicos adultos, lecturas del Gran Gatsby, bailar una conga con el público de uno de sus espectáculos, sacarlos a la calle, dar una vuelta a la manzana y volver al teatro, invitar a todo el público del Carnegie Hall a tomar un vaso de leche con galletas, y lo más autodestructivo de todo, su lucha libre con mujeres, que le hizo ser el blanco de todos las asociaciones feministas del país.
Y es que Kaufman nunca explicaba sus "chistes", la indulgencia no existía ni siquiera para sí mismo.
Hey Andy, are you goofing on Elvis?
Hoy por hoy, hay un gran número de referencias de internet, sobre la supuesta falsa muerte de Andy Kaufman, según eso, Andy, no ha muerto y está por ahí escondido esperando el momento de aparecer otra vez en un nuevo show. Bueno, lo siento, no creo en eso. Aunque el mismo Kaufman fantaseó con la idea, como una de las formas de evadir la realidad, esta acabó siendo muy cruel, mandando cosas como el cancer que se lo llevó en 1984.
Para no terminar de una forma tan triste decir, que su leyenda sigue más viva en la actualidad que nunca, la excelente película Man on the moon de Milos Forman ha tenido mucho que ver con eso, al final aquel niño que se pasaba las tardes en su habitación, inventándose programas de televisión que se contaba a sí mismo, mientras los otros niños jugaban al beisbol, consiguió lo que siempre había deseado, ser una estrella.
Hey babie, are you having fun?
PD: Los títulos en negrita están sacados de la canción Man on the moon de REM, claro


8 comentarios:

Chespiro dijo...

Aunque aficionado a la comedia, poco entiendo de Andy Kauffman, amigo Choko, así que gracias por el acercamiento, porque tengo entendido que es un referente indispensable.
Anoto en mi lista "Man on the moon".

choko dijo...

Hombre, amigo Chespiro, lo de "referente indispensable" me suena un poco a "asignatura obligatoria" y tampoco es eso... ¡Que yo no quiero obligar a nadie!
Apúntate "Man on the moon" que está muy bien. No sé donde leí una crítica de Woody Allen a a esta peli, según él la película estaba genial, aunque decía que él no era un gran admirador de Andy Kauffman. Creo que la peli no tuvo mucho éxito por que no llamó la atención de la gente que no está interesada en el trabajo de Jim Carrey, y sus incondicionales se sintieron defraudados al no ser su típica película. De todas maneras su trabajo, a mi parecer, es excelente.
Por otra parte creo que este articulo podía haberme salido mejor, pero es muy difícil explicar la aptitud, personalidad y arte de Kauffman en tan poco espacio, a partir de ahora voy a intentar concretar más en los temas...

Chespiro dijo...

Comprendo perfectamente lo que dices de Jim Carrey y su trabajo en esta película.
A veces, los mismos fans de algún artista se quejan de su encasillamiento, pero le dan la espalda cuando el artista abandona su "casilla".

choko dijo...

Sí, a veces tendemos a ser muy vagos como público, nos gusta saber lo que vamos a ver siempre, y si nos lo cambian muchas veces no estamos de acuerdo con ello...
Osea estamos encasillados como público encasillador.

javi dijo...

La peli está bien. Quizá, siendo de Milos Forman, no tan tan bien como uno podía esperar, pero vaya, al menos uno no se queda con la sensación de haber perdido el tiempo.

De outsiders mi favorita sigue siendo Ed Wood, que es de largo lo mejor de Tim Burton.

Lo de este hombre, de Andy Kauffman, debe ser imposible de entender aun viendo un vídeo -caso de que circule en las alforjas de la mula amiga- de alguna de sus actuaciones. O sea, o se ve en directo, en el momento, o no se le pilla el rollo por ninguna parte, me parece. Y eso es lo fascinante.

Un saludo.

choko dijo...

La peli de Ed Wood está muy bien, sí, precisamente es de los mismos guionistas que Man on the moon, que por cierto, son los elegidos para escribir un biopic sobre los Hermanos Marx, un proyecto que parece que no se adelanta mucho...
Puedes buscar en las alforjas doy fé de que existen cosas de Kaufman allí.
Tu opinión sobre Andy, pues sí, tienes razón, espero que este artículo haya servido al menos para llamar la atención sobre el personaje... De todos modos ahí está.
Un abrazo!

choko dijo...

Durante un tiempo, el blog va estar parado por problemas con mi ordenador, los que gusten de pasarse por aquí, por favor, sean pacientes.
Un abrazo a todos,
Jordi (Choko)

El Chino de Albocasser dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.